¿Puedo consumir agua de pozo de forma segura?

El agua subterránea es un núcleo de abastecimiento de agua que se ha empleado tradicionalmente para disponer de agua corriente en el hogar. A día de hoy, el agua de pozo se sigue empleando en zonas donde los sistemas de distribución y abastecimiento de agua no alcanzan.
Si dispones de un pozo de agua en casa y te preguntas si consumir agua de pozo es seguro, sigue leyendo para resolver tus dudas.

¿Puedo consumir agua de pozo de forma segura?

La respuesta a si consumir agua de pozo es seguro es depende. El agua de pozo no pasa por ningún control ni garantía sanitaria. Por lo que a priori, consumir agua de pozo no es una opción segura, dado que los microorganismos, bacterias, virus, hongos y otros agentes externos pueden contaminar el agua subterránea que abastece a tu pozo.
No obstante, no existen dos aguas de pozo iguales y en función de tu zona de residencia la composición química del agua del pozo variará mejorando o empeorando su calidad.
Para garantizar un agua de pozo óptima y de calidad para el consumo, puedes aplicar distintos procesos y tratamientos para su potabilización.

Pasos a seguir para garantizar la máxima calidad del agua de tu pozo: equipos de ósmosis inversa

Si en casa consumes agua de pozo o te planteas empezar a consumir agua de pozo, deberás aplicar este proceso para asegurar que el agua que consumes es potable.

01. Análisis del agua.

El primer paso a seguir es llevar a cabo un análisis químico y bacteriológico del agua para conocer su composición química. Determinar qué componentes y en qué cantidad están presentes en el agua determinará qué sistemas de filtración, desinfección y purificación se requieren.

02. Aplicación de distintas tecnologías: equipos de ósmosis inversa.

Si los resultados del análisis del agua determinan que tu agua “es apta para el consumo”, podrás consumirla sin ningún tipo de preocupación a corto plazo. El agua del pozo hay que mantenerla para garantizar cada día su calidad.
Si los resultados del análisis determinan que está contaminada, en función de qué tipo de agente sea el contaminante puedes: realizar una cloración de choque como solución a corto plazo o añadir sistemas de eliminación de microorganismos y desinfección.

  • Para la eliminación de organismos pueden emplearse sistemas de filtración y ultrafiltración.
  • Para la desinfección del agua pueden emplearse sistemas de esterilización ultravioleta y equipos de ósmosis inversa.

Los equipos de ósmosis inversa te permiten potabilizar y purificar el agua, eliminando contaminación producida por sedimentos, arenas, productos químicos, bacterias y partículas que dan mal sabor y olor al agua.


Si estás buscando mejorar la calidad del agua de tu pozo y hacerla apta para el consumo, incorpora un equipo de ósmosis inversa a tu vivienda. En Aguafría te ofrecemos equipos de ósmosis inversa para la purificación de agua al mejor precio.
No dudes en consultar cualquier duda al 910 601 767 o en info@aguafria.es.